lunes, octubre 25, 2004

Relato I - Los Orígenes de la Hysteria

Mi abuelo, ayer estuve con él a la tarde en la plaza Vélez Sarsfield, aquella misma que lo ve pasear todas las tardes de 4 a 5 de la tarde...
La misma que me vio jugar a mi cuando era peque. A los nonos les encantaba llevarme todos los fines de semana a los distintos parques y plazas de la Ciudad. Por ej: si hacíamos barriletes era fija ir a Parque Saavedra a la vera de General Paz. Si era futbolcito u ocio, era Plaza Irlanda, y si era huevo y paja por potrear, la que comenté primero, en Floresta...pero para mi, igual que hoy el lugar que más me gusta para tirarme al pasto y ociar es el Parque de las Avellanas - como lo rebautizaron Laila, Juan Cruz y Bianca (Parque Avellaneda) el más amplio y hermoso que tiene nuestra ciudad...
Mis abuelos viven en Floresta desde hace 30 años, si, justo mi edad.
Por aquellos inner 70´s vivían en Lomas del Mirador, tenían una casa enorme, hermosa construida por mi Nono a fines de los 40´s, en la época de Perón. En los 50´s era la casa más hermosa de la cuadra.
Ellos eran los únicos del barrio, los primeros en tener la teve color, cuenta la leyenda que todos se agolpaban ante un acontecimiento en lo de los Fernández para ver en technicolor el mundo que se habría de par en par. Otra vuelta más para una revolución tecnológica que nunca acaba: las telecomunicaciones y el modo en el que se transmite el mensaje.
---
En estos momentos mi tío abuelo Angelito, de 75 años se esta muriendo. Con el Nono lo fuimos a ver hace poco a la clínica donde el PAMI deja morir a todos los viejitos que no tienen dinero para una terapia o internación verdadera -el va todas las semanas-, esta hace un año hecho bolsa, cuando por múltiples problemas, esta hecho piel y huesos, un tipo de contextura grande, ahora todo encorvado, esta como una momia, pero con una lucidez impresionante. El no quiere esto. No quiere morirse. Y por eso esta triste, cosa que le afecta mucho más porque el estado de animo es todo. Yo hacía como diez años que no lo veía, y sé mooy bien como todo el mundo lo recuerda: como el alma de la fiesta. Un tipo independiente. Y el único hermano que visitaba a mi abuelo asiduamente.
Ellos eran 7, que cuando crecieron jamás se visitaron unos a otros, desperdigados por Buenos Aires vinieron todos de Arrecifes, una localidad ganadera de a unos 160 Km. de capital, cada uno progreso aquí como pudo, siendo el que más éxito tuvo, mi abu: Carlos Antonio Fernández.
La historia no contada por mi Nono (aunque soy su fiel confesor, su gran amigo en palabras de él mismo), pero sí por la Nona, entre otros cuenta que mi bisa, la mamá de mi abu se suicido colgándose de una higuera dada su desdicha, golpeada por el papa borracho de mi Nono, este bisa estaba re loco, pues a los chicos los perseguía con un pinche para asar carne, y debajo de las camas los hacía salir pinchándolos...ninguno según lo que sho sé, salió con actitudes depresivas o violentas.
Este viejo murió solo en Villa Celina, mi abu muchos años después lo vio todo descompuesto, solo en su catre, con la cenita de viejo pobre servida de latas de conserva, en el fondo de una casa pobre, con un vino barato sin terminar, yo era mooy chico cuando eso sucedió. El Nono fue a reconocer a su padre, luego de muchos años de no verlo, en estado avanzado de descomposición.
Es raro pues mi Abuelo, el materno, también era de ese estilo, golpeador, borracho y abandonico, como mi padre. Bah creo que mi padre no es ni fue nunca borracho ni golpeador...pero que se borró, se borró que guay...
En fin, mi abuelo paterno, el Nono, siempre magnánimo, con un sentido de justicia impecable, peronista de la primera hora como mi abuela Isabel, ella más que nada admiradora de Evita, siempre estuvieron del lado de la gente pobre, tratando de ayudar no solo a los que menos tienen de la familia, sino por medio del Evangelio de Cristo, al cual se convirtieron en los años 50s -entregando todas las joyas, el dinero diezmal y demás becerros de oro a los pastores de aquel entonces...-
Hoy en día la Nona sigue la palabra de cristo firmemente, con el pastor Giménez a la cabeza (que personalmente a mi y al Nono, nos parece un ladrón de poca monta que engaña a la gente haciéndose llamar Mesías...) ayudando a toda la gente sin recursos que se le cruzó en el camino que se llama vida. Destino divino que le dicen.
Un tremendo hijoepú ese pastor de ovejas, que falsea ese hermoso recopilatorio de historias y leyendas de profetas y santos que se llama Biblia...
En fin, mi Nono siempre estuvo, mi viejo al borrarse olímpicamente a fines de los 70s con cuanta mina se le cruzó por el camino, abandonándonos a mi Mom y a nosotros dos (mi hermano Martín), o sea, fue como mi papá (de hecho cumplió el rol definitivamente) tres personas en medio de la nada.
Plan B: Ir a vivir a Lugano en Capital Federal con mi abuela materna, Gilda, era enfermera, y vivía sola, con una grave lesión en la espalda desde que tenía 9 meses (una hermana mayor la sentó en el umbral de una ventana, la niña se cayó, y se rompió la espalda pobrecita) que hacía que tenga una joroba (en el barrio todos me cargaban...me boxeaba con todo el mundo por este y muchos otros temas más!). Ella tampoco tenía mucha paciencia con dos revoltosos como éramos nosotros de peques...
Nos fajaba fuerte (a veces con el rebenque para caballos...jeje), al igual que mi mom, pero mi vieja usaba las manos nada más ja!. Éramos re diablos, contestándole mal a los viejos de mierda del edificio o del barrio, rompiendo cuanto vidrio se ponía enfrente de nuestras hondas...Y como me gustaba cazar pajaritos con ellas! O tirarle con lo que había a la comisaría de polis que tenía enfrente...mientras mi vieja se mataba trabajando todo el día...
Aunque nada me gustaba más que prender fuego cuanta cosa creía que tenia que arder. De hecho prendí fuego la cocina una vez, un quilombo...En esa mesma cocina la vería a mi abuela Gilda muerta en el año 1988, cuando me llaman vecinos para decirme que escuchaban una canilla abierta, pero que no atendía nadie, que no la habían visto en todo el día. Así que llamé a Gustavo que en esos meses era el iniciatico novio de mi mom (que relación de merd!!! mon dieu!) y le comente lo que pasaba, era mediodia, asi que vino este chabón que tenia poco más que 30 años, y le cayo a patadas a la puerta, la tiró abajo, y entro yo con el impulso viendo a mi abu tirada en la cocina toda fría y doblada, así que sanseacabó, con un paro cardiaco a la madrugá de un día de fines de Julio. Yo tenía 14 años, y pronto me operarían de la glándula submaxilar derecha…

Volviendo al relato anterior de las honderas, un día, a un amiguito sin querer quizá y a más de 50 metros de distancia le di en medio de la frente un piedrazo con la hondera...por poco lo mato, cayo desmayado, todo ensangrentado pobrecito. Por suerte no paso más que eso.
La paciencia de todo el mundo alrededor se perdió una tarde de mi infancia cuando quemé un Citroen (era plus, de un poli...) metiéndole boletitas de prode que había tiradas por ahí, por debajo de su puerta...el tema es que todo el mundo sabía que había sido sho, no se me ocurre mejor idea que asomarme a la ventana desde el piso 12, y todo el mundo mirando para arriba y puteandome a lo loco. Humm creo que tenia 10s años. Para esa mesma época me colaba en los trenes, y me divertía huyendo del chancho de vagón a vagón! Y me encantaba tirarme del tren en movimiento cuando iba a parar en alguna estación! Eran hazañas para mi!
Tuve que cortar con el fuego cuando en una pira de ramas y basura de cualquier tipo que juntábamos con unos amigos con lo que había alrededor, en 7° grado, me explota un aerosol (los tirábamos para que hagan explosión full) y me quemé la mitad del cuerpo, fue dolorosísimo, nunca lo olvidaré, cosa que me templo un poco la piromanía que tenía. Lo más raro de todo el asunto es que no me quedó una sola marca, y como en muchas otras oportunidades más graves que me tocó vivir, salí ileso. Por eso sé mooy bien que tengo un ángel aparte. Lo sé bien y por eso abuso de mi suerte continuamente.
En fin, volviendo al Nono hermoso, él le dejaba a mi mamá todos los meses o semanas no recuerdo bien, sobres con el nombre de mi papá, con dinero adentro, cosa que mi mamá jamás aceptaba...pues ni él lo había mandado, y todos sabíamos que a los nonos les avergonzaba tremendamente la terrible mala conducta de su hijo (ellos siendo hyper evangelistas, de hecho yo los sábados iba a la iglesia con ellos a la mañana, y los doms iba a la católica con mi abuela materna o gente conocida de la familia...y oh my god!, que mambo religioso que tuve por años! Ahora ni lo uno ni lo otro, soy budista taoista y me siento re ok con eso.
Mi viejo seguía siendo un diablillo, a pesar de los dogmas religiosos, entregado como Baco al desenfreno y a la permanente vida adolescente que se encargó de liquidar al dejar a mi mom embarazada de mi a los 21 años. Dos pendejos, él el lindo del barrio y de buena posición económica, que paraba en Mataderos donde vivía mi mom, que junto con mi tía Norma (que sigue viviendo en el mesmo lugar) y Cuca (ahora en suecia), eran las morochas tremendamente buenas del barrio y murgueras. Y como sigue sucediendo hoy en día, la gente de la provincia viene a agitar a Capital, como un imán de minas, recursos, y eventos culturales fuera del barro.
En fin, que les gustaba parrandear, se pusieron de novios pues hacían los mismos night circles, y quedando embarazada, se casan de apuros en 1974, aunque jamás supe otro detalle calendario de tal evento, se que mi mom taba contenta y hermosa vestida de novia por las fotos blanco y negro.
Dice todo el mundo que mi mom, bailaba como una diosa, que era re perra con los chabones, y que junto con mi tía Cuca, Stella, hacían y deshacían corazones. Dos locas bah!. Las dos militantes de la Juventud Peronista...y los setentas cuentan que mis primeros años fueron en clandestinidad, lista negra, exilio y el cuento que todos ya saben de las dictaduras en Latino América.
Los nonos venden esa casa hermosa que tenían en Lomas del Mirador, para comprar en Mataderos a la vera de la veloz General Paz (nada que ver con la súper urbanizada autopista que es ahora... era mucho más verde, con más plazas de juegos,canchas de bocha y espacios de árboles de todo tipo, algo realmente bello) una casa para el kuky –tal el sobrenombre de mi papá “Carlos Alberto” que había dejado embarazada a una negrita, de familia pobre, todos humildes; el nene bien ponía una casa. Mi vieja cocinaría, y se encargaría de los chicos, y todo el cuento de Susanita que muchas chicas aun hoy tienen en la cabecita de feliz perdiz...
En fin, claro que no fue así, el jamás le fue fiel, y con 21 años tenía toda una vida por delante. Claro que él solo la entendía de esta forma, pues con chicos tenía que asumir grandes responsabilidades. Kuky tenía a todo el mundo en contra, incluso a sus propios padres, estaba solo en este road trip.
Este cuento de amor no duró mucho como obviamente, a mi cinco años y a los dos de mi Brother Martin, se separan, el divorcio aun no estaba permitido en la Argentina (por presión de la iglesia catolica en el pais lo que unió Dios no lo podía separar el hombre- no fue sino hasta 1985 que las parejas pudieron por fin poder divorciarse legalmente!), así que los nonos le piden decorosamente a mi mom que junte las cosas, a sus dos hijos, y se mande a mudar de ahí...aunque cuenta la leyenda que mi abuelo le dijo a mi mom que se quedase. Mi Nona no quería eso.
Y aquí el poder detrás del trono...tiene peso. A mi viejo le compraron un bulo en Versalles, que aún hoy lo usa para sus andanzas de pirata montecarlo cincuentón...aunque no vive más allí, es solo un telo.
****
Asi es como terminamos viviendo con mi abuela de origen brasilero, mamá de mi mamá, que sus padres habían venido de Calabria, Italia. San Pablo>Brasil, luego Bahía Blanca, para terminar todos los que se vinieron huyendo de la pobreza de Vargas en la nación vecina, a la Capital Federal, hoy Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Y fue difícil, pues mi abuela Gilda ni siquiera quiso criar o crecer junto a sus hijas (tenían un hermano, o sea mi tío, que murió atropellado por tren a los 14 añitos, en la estación Ramos Mejía de la Provincia de Buenos Aires), así que las dejó sin mucha paciencia en un convento tipo reformatorio, y en los años 40s y 50s se dedico a su pasión: la enfermería en el Hospital Muñiz, ella tampoco tenía esposo, pues era mafioso portuario según los recortes de los periódicos que guarda la familia, así que en la clandestinidad, nadie sabía mucho del tipo. Marcelino era su nombre.
Así que ahora mi mom le decía: "Como no nos quisiste cuidar a nosotras pues ahora cuida a mis hijos, tus nietos..." en plan boomerang tipo mantra sangriento y de mala gana, la viejita se vio venir una vieja creencia hindú, luego retomada por Kant como máxima...todo vuelve, tonzes no hagas lo que no queres que te hagan...así que ella nos crió, con muchas ganas, énfasis, y disciplina: Nos cagaba a palos cada vez que hacíamos cagadas, plus con mi hermano de pequeños, nos azotábamos en vendavales de piñas, patadas y todo lo demás, y así hasta los 15 o 16 años en donde hablamos y dijimos -luego de destruir la casa en la que vivíamos-, que no podíamos seguir haciendo boxing pues nos íbamos a matar. Con él era con la única persona que sho me peleaba y me quería pelear. No se por qué pero si podía evitar las peleas callejeras las evitaba como un duque (aunque era mooy difícil no pelearse en el barrio), pero si lo veía a mi hermano, solamente de verlo ya comenzaba a entrarle a golpes, pues no me cabía, aun no se que carajos tenía en la cabeza para tenerle tanta rabia, por suerte eso es historia.
La paz frágil duro bastante, no nos peleábamos más, físicamente. Luego fue peor aun en algún sentido, pues como él no me había jamás ganado una pelea o hacerme un gran daño de alguna índole, digamos que se había quedado con un pequeña espina, que duro hasta hace pocos años.
A él sí le gustaba boxearse con todo el mundo, su vida hasta hace unos años era, literalmente, como la peli El Club de la Pelea (Fight Club) así era su mundo: salidas de recital y boliche, descontrol, tatuajes por todos lados, pelado tipo skinhead (pero big fana de los Stones), peleador, y siempre terminaba preso, always con sangre alrededor, chocaba o lesionaba siempre sus autos de alguna forma, se mataba metiéndose grass y coca, y escabiaba como un demonio. Por todas esas razones no me gustaba salir con él que junto con otro amigote nuestro de la infancia Teto -flaquito como el sólo pose super clash! jeje) rompían cuanto boliche, bar o disco que entrábamos –y vaya que saliamos a yirar por ahí…-, se peleaban con el primer roce y siempre tenían una excusa para volverse wilds al pedo. Era lo mesmo que nos pasaba cuando éramos chicos, que mi mom me decía que debía cuidarlo pues sho era mayor, y ni bien pisábamos la calle, le entraba a palos para que me deje tranquilo y sho poder hacer la mía: transgredir lo que sea, tener muchas novias - y las tuve!- mientras mi hermano no estuviera alrededor, nadie se enteraría de las cosas que hacía por ahí. Pues claro él la única arma que tenía para darme con un caño ante la familia era lo que me veía hacer, por ej prender los primeros puchos, o beber mis primeros tragos de cerveza...nolosé, buchonearme para que me caguen a palos pues el no podía conmigo, yo era más rápido.
Recuerdo que una vez se puso a llorar a la distancia, yo no tenia más o menos doce años, apenas había anochecido, y con unos peebes de aquel entonces nos abrimos una cerveza, súper hazaña para aquel entonces en un descampado cerca de casa...y lloraba y me decía que me iba a morir si hacia cosas de grandes! jajaja, re lindo recuerdo. Aunque hoy en día la cheve es algo que me gusta divinamente...
En fin, mi hermano en el verano del 98 termina internándose en un lugar de San Miguel, la Fundación Manantiales, para rehabilitación de drogadictos, con duras penurias, todos lo apoyamos, y le dimos aliento a full. LINK QUE AMPLÍA ESTADOS DE ANIMO >>
Claro que con mucho dolor, terapia, etc...se recuperó y ya a mediados del 2000 estaba bastante bien y dado de alta, aunque al día de hoy tiene recaídas que no necesariamente pasan por la falopa. Yo siempre digo que la droga es una consecuencia de, y no la causa de todo el daño que un drogón le hace a los demás y fundamentalmente a si mismo. En fin, hoy mi hermano es un productor independiente de soja súper prometedor y autosuficiente, que se casó con una chica que es trabajadora social de Catamarca, en el norte argentino; pues sí, se fue siguiendo el camino de su amigo de la primaria, Víctor, que unos años antes se fue a vivir allí (1998) y que también hizo familia en San Fernando del Valle de Catamarca (que laaaaaargo nombre de ciudad men!)...ahora divorciándose...con una nena a cuestas, viviendo de los tambores, parches y toda percusión que pueda hacer. Un gran artesano que sigue los caminos del candombe uruguayo con pasión.
Antes de fin de año quiero ir a ver a mi hermano al norte. E iré.
********
Me cansé de contar anécdotas. Me perdí del relato sobre mi Nono que quería hacer, ahora es tarde para volver sobre mis pasos. Seguiré en otro momento. Apago Nervio. Chauuuu.-
PD a nadie: Sigo escuchando Air medio en trance, en la fonola todos los discos puestos en randomize.

3 comentarios:

  1. ese angel q dices q tienes aparte,lo conozco ,yo creo q ha estado conmigo tb en muchas ocasiones.
    un besote

    ResponderEliminar
  2. ese angel fue quien me trajo aqui ,pq?,pues aun no lo se ,te lo dire cuando lo sepa.
    eres valiente sabes?

    ResponderEliminar
  3. Irresistible blog. I look for blogs like this one
    when time allows me to. I enjoyed the site and I'll
    check it next time!
    Please discover my plastic surgery san francisco blog.

    ResponderEliminar