viernes, febrero 25, 2005

Phi, Divina Proporción


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sugerencia de mi abogada: No se puede enjuiciar a cobardes Anónimos que se esconden detrás de una pantallita. A ver si sos tan valiente de comentar algo con identidad. Vamos!