jueves, octubre 05, 2006

Con traste

Porque sin él, no podría vivir yo dignamente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario