martes, julio 17, 2007

La mujer ajena

Las minas de otro, hoy y siempre para mi han sido como un árbol.
Si, tal cual y no otra cosa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sugerencia de mi abogada: No se puede enjuiciar a cobardes Anónimos que se esconden detrás de una pantallita. A ver si sos tan valiente de comentar algo con identidad. Vamos!