lunes, agosto 06, 2007

Te doy el perdón, damelo.

Uy por Dios que si.
Pedir perdón cuando te equivocaste, está re bien. Es super cuando ves en la mirada del que perdona, la luz del noRencor.
Bien.
Pero sabes qué?
HAY QUE APRENDER A PERDONARSE ANTES, MUCHO ANTES DE HACER CUALQUIER ESTUPIDEZ Y PONERTE DE RODILLAS ANTE OTRA PERSONA.

Perdona y serás perdonado.
Perdonate y quizás te perdonen.

Al menos tenés una chance de que si.