lunes, septiembre 10, 2007

Nada más preciado para mi

Que los lunes se te pasen rápido.

Pero más aun: que los martes ni se sientan.