martes, noviembre 11, 2008

Mirada


La mirada es una elección. El que mira decide fijarse en algo en concreto y, por consiguiente, a la fuerza exige excluir su atención del resto de su campo visual. Ésa es la razón por la cual la mirada, que constituye la esencia de la vida, es, en primera instancia, un rechazo.
Vivir significa rechazar. Aquel que todo lo acepta vive igual que el desagüe de un lavabo. Para vivir, es necesario ser capaz de no situar al mismo nivel, por encima de uno, a mamá y el techo. La única mala elección es la ausencia de elección.

A. Nothomb vía Inés