jueves, diciembre 03, 2009

Y cuando abrí el capo del auto


...hoy ví como todo amarillo color huevo viste como cuando le pasás el pan y con poquita de sal es re rico en el plato?
Pero no na ni ahí: era manchado el radiador de que, con la punta izquierda de la Zafi le dí a un pajaro hermoso de patas altas, plumas amarronadas, hermoso, a velocidad crucero de ruta, lo ví: sentí el golpe, miré el espejo retrovisor y salió como desplumado rodando cual pollo de rotisería.
Me dió pena. Mucha.
Me hizo acordar a cómo cazaba gorriones cuando era chico. Mucha puntería. Demasiada para un niño.
Viste que yendo pa´la Costa no todo es nice super nice.
Podría haber sido peor: una vaca, un caballo, un camello, un Unicorn tal vez y vos montada en él.


**

No hay comentarios.:

Publicar un comentario