martes, febrero 16, 2010

Ante tanto bombardeo mediatico

Me pareció super aluci que la gente pueda leer en este resumen...

LO QUE NO PERDONARÁN JAMÁS A LOS KIRCHNER

Por Jorge Giles

Haberse atrevido a tanto, como lo hizo el Gobierno, es insoportable para los poderosos. Esos que sólo saben de negocios mal habidos y lavado de dinero. Los que fueron cómplices de la dictadura.

* Haber llegado hasta aquí, recuperando el Estado para la nación, sin agachar la cabeza ante los monopolios, sin obedecer a sus gerentes, es insoportable.
* Pelearles a los lenguaraces la nueva Ley de Medios, de igual a igual y ganarla con todos, es insoportable.
* Descolgar los cuadros de los dictadores, recuperar la ESMA y La Perla, enjuiciar a los genocidas, defender sin dobleces los derechos humanos, es insoportable.
* Decirle No al ALCA, mirándolo de frente a George Bush, es insoportable.
* Estar unido en alma y vida a Evo Morales cuando más lo necesitaba el pueblo boliviano, abrazados a Lula, a Chávez, a Correa, a Bachelet y a sus respectivos pueblos, es insoportable.
* Fundirse en un abrazo con Hebe y con Estela, con las Abuelas y las Madres, con Juan Cabandié y con los Hijos todos, es insoportable.
* Haber culminado con la impunidad de las leyes del olvido, el Punto final, la Obediencia debida, los indultos, es terriblemente insoportable.
* Haber cortado la soga al cuello que nos ponía el FMI cada vez que se les ocurría venir por estos pagos para dictarnos “esto sí - esto no”, es insoportable.
* Reactivar las Paritarias sin que haya un solo “desborde social” como auguraban, lograr el salario más alto de América latina, reducir la pobreza drásticamente, bajar a un dígito la desocupación criminal que nos impusieron los neoliberales de guante blanco, es insoportable.
* Recuperar el ahorro de los trabajadores, eliminar las parásitas AFJP, invertir en producción y trabajo, posibilitando mayores asignaciones para nuestros jubilados con esos mismos ahorros, atreverse a enfrentar a los dueños de esas oscuras carteras financieras con asiento en las Islas Caimán, es insoportable.
* Decidir de un plumazo la Asignación Universal por Hijo, garantizarle el pan de cada día a todos los humildes de la patria, ayudar a construir cooperativas de trabajo para cientos de miles de trabajadores sin empleo, el Plan Argentina Trabaja, el Plan de Salud, la reducción vital de enfermedades que parecían crónicas, es insoportable.
* Pasar de 8.000 millones a 48.000 millones de dólares de reservas como parte de una política económica que defiende, desde la inserción en el mundo, lo nacional ante lo extranjero, lograr y mantener en el tiempo superávit fiscal y comercial, sonriéndole orgullosamente a los que predecían un “fin de ciclo anticipado” del modelo de desarrollo con matriz diversificada e inclusión social, es francamente insoportable.
* No haber mandado una sola ley al Congreso para rebajar sueldos y jubilaciones, no haber dictado una sola medida que atente contra los intereses del pueblo, no haber reprimido jamás ningún conflicto social ni haber amordazado ni censurado a la presunta “prensa independiente”, ni haber perseguido a ningún opositor u opositora que tienen en la mentira la única versión de la política que conocen, es insoportable.
* Crear un Ministerio para las Ciencias y otro para la Producción y posibilitar que vuelvan todos los científicos dispersos por el mundo, tener el máximo presupuesto educativo de la historia, es insoportable.
* Crear un Fondo del Bicentenario para dar mayor previsibilidad y más ahorro a los argentinos, meterse con la vaca sagrada de “ese Central”, echar a Redrado y volverlo a echar, en medio de un enero que rompió todos los récords en turismo, en recaudación fiscal y consumo interno, sin arrugar ante la oposición rabiosa de la derecha que pide la vuelta a los ajustes, es insoportable.
* Y encima, que ayer la Presidenta nombrara a Mercedes Marcó del Pont al frente del Banco Central, es definitivamente insoportable.


En estas razones está la causa del ataque injurioso que a diario reciben Cristina y Néstor Kirchner.

Dime quién te ataca y te diré quién eres. De eso se trata.