jueves, octubre 18, 2012

Lula: El Estadista



-Bueno, entonces usted sabe que es necesario analizar Venezuela no en comparación con Brasil o la Argentina, ni con Europa. Hay que analizar la Venezuela de Chávez en comparación con la Venezuela antes de Chávez. Y mejoró mucho Venezuela, el pueblo pobre ha ganado dignidad. América del Sur ganó mucho con Chávez. Porque antes hasta los inodoros eran importados de Estados Unidos. Hoy importa de la Argentina, de Brasil, y de otros países. Venezuela empezó a mirar a América latina, y por eso defendí el ingreso de Venezuela al Mercosur. Por la importancia estratégica de Venezuela, es una de las reservas más grandes del mundo de petróleo y de gas, tiene un potencial energético extraordinario. Nosotros precisamos en cuanto Unasur discutir como hacernos socios de esa riqueza que tenemos. Por eso yo pienso que Chávez fue importante para Venezuela. Porque le está dando dignidad a la gente pobre, está mejorando a Venezuela. No hizo todo lo que tenía que ser, ciertamente que no, pero creo que Chávez maduró mucho. Yo lo conocí en 2003, y ha tenido una evolución extraordinaria, y también tiene que ver con la evolución política de América del Sur. Si usted ve lo que era América del Sur en 2002 y lo que es América del Sur hoy, avanzamos muchísimo desde todo punto de vista: avanzó desde el punto de vista político, avanzó desde el punto de vista social, ganó más respetabilidad en el mundo, mejoró la vida de mucha gente. Es una oportunidad fantástica que tenemos cuando todos nosotros nos estamos mirando de frente entre todos. Y no concuerdo como estábamos antiguamente, con Brasil que miraba hacia Estados Unidos, la Argentina hacia Estados Unidos y Europa, y no nos mirábamos hacia nosotros mismos. Entonces imagínate el potencial que tenemos cuando queremos trabajar y desarrollar nuestras potencialidades., nuestras semejanzas, y aprovechar para nosotros nuestra propia riqueza es algo extraordinario, y todavía estamos gateando. Estamos gateando porque muchas veces tenemos dirigentes que tienen un pensamiento sudamericano, pero al mismo tiempo hay una burocracia del país que tiene una cabeza más mirando hacia Europa y Estados Unidos, y eso dificulta. Es un proceso cultural, que va evolucionando poco a poco. Me acuerdo que hace no mucho tiempo que fue maravilloso para la Argentina cuando la economía fue dolarizada. ¿Cuánto tiempo duró la ilusión? Me acuerdo cómo era maravilloso cuando el real valía más que el dólar. ¿Cuánto tiempo duró? Yo recuerdo cuando los ministros de Hacienda de Brasil y de la Argentina se peleaban por ver quién era más amigo de Estados Unidos. Recuerdo cuando Fernando Henrique Cardoso se peleaba para ver quién era más amigo de Clinton. ¿Qué ganaron los países con eso? Brasil quebró tres veces. La Argentina quebró. O sea lo que pasó con la llegada de Kirchner, con mi llegada, con la llegada de Chávez, de Evo Morales, fue que las personas empezaron a percibir que nos respetábamos, que nos gustaban nuestros países, que empezamos a ver a nuestros países a partir de nuestra propia realidad. Eso cambió. Cuando llegué al gobierno la relación comercial entre Brasil y la Argentina era de 7000 millones. El año pasado fue de 40.000 millones de dólares.

Fuente: La Nacion Online / 18.10.2012
//

Ignacio Lula Da Silva, expresidente de Brasil. Uno de los pocos estadistas más importantes del SXXI

No hay comentarios.:

Publicar un comentario